El perro de la semana

Bull Terrier

El bull terrier es un perro musculoso que, aunque no es de talla grande, es impresionante e inspira mucho respeto. Si bien no es un perro de guarda y protección, su apariencia musculosa y su expresión inteligente y decidida pueden intimidar incluso a los más valientes.

La cabeza es la característica que distingue a este perro de los demás. La cabeza del bull terrier no tiene stop (depresión naso-frontal) y tiene forma de huevo, libre de depresiones o hendiduras. La región superior del cráneo es casi plana entre las orejas. Las orejas del bull terrier, por su parte, son pequeñas y delgadas, y están muy juntas la una de la otra. El perro debe ser capaz de mantenerlas erectas con la punta hacia arriba.